miércoles, 16 de mayo de 2012

Cancillería: traba argentina afecta "intereses esenciales" de Uruguay


La oposición consideró "inaceptable" el planteo argentino de una auditoria, que volvió a trabar el dragado del Martín García. También propuso hacer la obra unilateralmente y que se congele el acuerdo de información tributaria.
El canciller Luis Almagro convocó ayer martes a dirigentes de los partidos políticos con representación parlamentaria, luego que el canciller argentino Héctor Timerman solicitara realizar una auditoría en la Comisión Administradora de Río de la Plata (CARP) tras versiones de corrupción aparecidas en medios uruguayos.
Almagro comunicó la respuesta uruguaya a la nota de Timerman, en la que manifiesta "la mayor preocupación" de que "intereses esenciales" de Uruguay se vean "seriamente afectados a partir de una decisión que pospone en el tiempo el cumplimiento de un cronograma para el dragado de profundización del citado canal".
En la nota, Almagro acepta la auditoría e informa a Timerman que el gobierno ya había contactado al Tribunal de Cuentas el 1° de marzo pasado, "a fin de auditar permanentemente la participación de la delegación de Uruguay en el proceso licitatorio".

"A efectos de asegurar la mayor transparencia debemos dar respuestas claras que trasciendan a la propia investigación", dijo Almagro y solicitó "formalmente" a Timerman que instruya a la delegación argentina en la CARP "para instrumentar a la brevedad un concurso de precios para el mantenimiento del canal Martín García". Las versiones de prensa sobre coimas estuvieron relacionadas a estas tareas y la empresa que la realiza, la holandesa Riovía.
Almagro también solicitó "poner en conocimiento de la opinión pública las actas de las reuniones de la CARP desde que asumió la nueva delegación uruguaya".
Los dirigentes que participaron de la reunión, Luis Alberto Heber y Jorge Larrañaga (Partido Nacional), Ope Pasquet y José Amorín (Partido Colorado)), Pablo Mieres (Partido Independiente) y Jorge Brovetto (Frente Amplio), respaldaron la "honestidad" de los miembros de la delegación uruguaya en la CARP y del canciller.
REPUDIO. La oposición repudió en forma monolítica la auditoría planteada por Timerman y el retraso que conlleva para el dragado del canal Martín García. También consideró "inaceptable" que se solicite la auditoría por versiones de prensa sobre hechos de corrupción, cuando no hay elementos que las confirmen.
En ese sentido, incluso Brovetto dijo que todos los presentes en el encuentro estuvieron "de acuerdo que la posición de Argentina es lamentable e incomprensible", al "frenar una negociación importante para Uruguay por lo que aparezca en algún medio de prensa".
Los representantes nacionalistas propusieron al gobierno que ante las trabas argentinas busque realizar unilateralmente el dragado del canal, lo que fue respaldado por colorados e independientes. Desde la Cancillería se sostuvo que esto es muy difícil de concretar, incluso más que hacerlo en conjunto con Argentina, ya que antes de iniciar la obra se debe consultar y tener respuesta de la delegación ese país.
Los blancos también plantearon la necesidad de construir un puerto de aguas profundas en Rocha, que daría más independencia a Uruguay en cuanto al ingreso y salida de barcos de gran porte. También en esto tuvieron el apoyo de los otros partidos de la oposición.
Brovetto dijo que la concreción de ese puerto es uno de los objetivos del gobierno, pero "no resuelve todo el problema, porque las barcazas que llegan a Nueva Palmira y al puerto de Montevideo no pueden llegar a un puerto oceánico", por lo que es necesario avanzar en el dragado del Martín García.
Un tema al que la oposición dio especial destaque es el de no aprobar el tratado de intercambio de información fiscal con Argentina hasta que se resuelva el dragado del canal, lo que Brovetto no compartió.
Heber calificó de "totalmente inadmisible" la carta de Timerman y dijo que esa actitud no le extraña. "Argentina no quiere dragar el Martín García, no demos más vueltas", expresó el presidente del Directorio blanco a la salida de la reunión.
Heber reafirmó el planteo de que Uruguay haga el dragado "frente a la no voluntad de Argentina". "No sé si la Cancillería va a recorrer ese camino, lo hemos planteado como partido", añadió Heber.
Para Larrañaga, "hay que terminar con todas estas idas y vueltas, Uruguay tiene que decir basta a esta chicana permanente a la que nos está exponiendo la República Argentina". Por ello urgió al gobierno "a que reclame el canal" y paralelamente "llevar adelante la inversión de un puerto de aguas profundas", que consideró "algo vital en un esquema geopolítico". Larrañaga se pronunció por no aprobar el tratado de intercambio de información tributaria hasta que la relación bilateral se normalice.
Pasquet también propuso que hasta que no se apruebe el llamado a licitación para la profundización del dragado, no se vote en el Parlamento el acuerdo de intercambio de información tributario.
"Mientras no se resuelva lo relativo al dragado, que es lo que le interesa a Uruguay, no hay motivos para apurarse en el trámite que le interesa a Argentina, que es el acuerdo de intercambio de información tributaria", dijo Pasquet. Mieres también pidió postergar la aprobación del acuerdo tributario. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios obcenos y mal intencionados seran eliminados. Gracias